Tomatitos cherry confitados con canela

  En ocasiones, cuando me paso por la frutería, me dejo vencer por el fabuloso aspecto de unos melocotones, el dulce olor de unas manzanas o por el tentador precio de los pimientos. Sin pararme a pensar que la fruta, en realidad, no me atrae lo suficiente o que esa semana no voy a tener…

Unas galletas que dan mucho juego

            Nunca deja de sorprenderme esa costumbre que tiene una gran mayoría de mallorquines, cuando van de viaje, de meter una bolsa de galletas de Inca -o Quelitas o galletes d’oli o galletes marineres– “por si acaso nos entra hambre”, “por si la comida no nos gusta”… De niña, junto…